Adicciones

Dejar de fumar con seguridad y eficacia

En la actualidad existen infinitas formas de adicción, cada día más frecuentes, suele generarse gran auge en la sociedad por adicciones tales como el alcohol, o las sustancias psicotrópicas, pero la verdad es que una de las más comunes y que tal vez causa menos ruido a nivel del colectivo, es la adicción al tabaco.

El tabaquismo es un hábito de consumo público y legal (hasta cierto punto), y esta tan generalizado a nivel mundial, que suele parecer del todo normal, no obstante las estadísticas han demostrado año tras año, que los estragos que causa en la salud son del todo alarmantes.

Miles de personas alrededor del mundo luchan por romper con esta dependencia, y día a día surgen nuevas investigaciones que prometen métodos cada vez mejores para cortar definitivamente con este vicio.

Resultado de imagen de dejar de fumar

¿Conoces cuáles son los métodos más sencillos para dejar de fumar?

Si has llegado hasta aquí y tu objetivo es dejar el cigarrillo, prepárate porque estás a punto de conocer como cambiar tu vida y tus hábitos a partir de hoy.

En la actualidad hay tres grandes métodos que prometen eliminar de raíz la adicción a cigarrillo de tu vida:

El primero consta de tratamientos no farmacológicos aplicados con el fin de remplazar la necesidad de nicotina en el cuerpo, en otras palabras, se busca crear un efecto placebo con diversos sustitutos como por ejemplo:

  • Chicles de nicotina, los cuales al masticarlos liberan una dosis muy pequeña de la misma, disminuyendo de gran manera la ansiedad, con el fin de irlo disminuyendo gradualmente hasta que el cuerpo deje de necesitarlo.
  • Parches de nicotina, que tienen el mismo fin que los chicles de nicotina, solo que en este caso, en vez de ser masticada, esta se liberara y absorberá a través de la piel, generando el mismo efecto.
  • Spray nasal, este a pesar de ser menos recomendado que los anteriores, también es un método no farmacológico muy popular, ya que permite que la nicotina entre al cuerpo por vía respiratoria.

Estos métodos no farmacológicos se utilizan desde 1984, año en que fueron aprobados por la FDA (administración de drogas y alimentos) y han generado cifras muy satisfactorias, en un tiempo reducido.

Resultado de imagen de dejar de fumar

El segundo método más conocido y efectivo que se maneja para dejar de fumar, consta de la aplicación de tratamientos farmacológicos (sin nicotina), recetados y monitoreados por un profesional en el área.

Aunque este método fue aprobado por la FDA recientemente, los estudios han demostrado su efectividad y generalmente se apoya en algunos antidepresivos recetados para disminuir la ansiedad, y otros medicamentos como la vareniclina, desarrollados especialmente para actuar directamente bloqueando el acceso de nicotina en el cerebro.

Tratamientos conductuales

El tercer método, tal vez es el menos estudiado, sin embargo ha demostrado resultados igualmente muy satisfactorios, y las estadísticas lo respaldan, y es que hablamos de los tratamientos conductuales.

Este tipo de tratamiento, trabaja directamente a la psique del consumidor, de manera que le ayuda a reconocer el problema, consciente o inconscientemente, y a controlarlo, de manera gradual.

Los tratamientos conductuales van desde la auto-ayuda hasta la hipnosis, por medio de diversos canales.

Este método cada día es más accesible para consumidores de todo el mundo, ya que a través de Internet se encuentra una gran diversidad de material para apoyar a quien quiere romper con este habito.

Si hoy te has propuesto dejar de fumar ¡ánimo! Recuerda que el tiempo y es esfuerzo son la clave del éxito.

Comparte esto en tus redes sociales:

Leave a Comment